Tahini con Miel

  • Tahini con Berenjena

  • Tahini con Garbanzos

  • Tahini con Miel

  • Tahini de Sésamo

  • Tahini Thermomix


  • "Tahini con Miel"

    Tahini con Miel



    Para acompañar de forma rica algunos de vuestros platos os traemos una deliciosa de salsa de tahini con miel, aprende de forma detallada a prepararla gracias a esta receta.

    Ingredientes:

    . Tahini, 40 gramos
    . Un yogur griego
    . El jugo de un limón
    . Un poco de sal
    . Miel
    


    Preparación:

    Vamos a comenzar esta salsa de tahini con miel echando en un recipiente el yogur griego, a ser posible que sea cremoso. La principal característica que define al yogur griego es que posee un índice de grasa láctea bastante mayor que los yogures que consumimos habitualmente, esto significa que estos yogures son más sabrosos y completos que el resto. Al yogur le vamos a agregar el tahini y el jugo exprimido de un limón. Cuando hayas echado los tres ingredientes debes mezclarlo todo muy bien y lo pruebas para ver cómo anda de sabor.

    Uno de los aspectos que debemos controlar es si está muy soso o más bien salado. Si ves que es necesario le añades un poco de sal a tu gusto. Por otro lado, controla la acidez de la mezcla, si crees que es conveniente puedes añadir un poco más de miel, que puedes comprar en el supermercado o en algún lugar donde la vengan recién hecha. Como todo el mundo sabe la miel la producen las abejas al recolectar el néctar de las flores, la almacenan y maduran en los panales. Como en todas las recetas, cada uno debe darle su toque particular.

    Si has echado un poco más de sal o de miel, se vuelve a mezclar y de nuevo comprobamos el sabor para ver si esta vez nuestra salsa tiene el punto deseado. Si aún no hemos dado con la tecla, rectifica lo que sea necesario hasta que estemos contentos con el sabor. Ahora recomendamos que tapes el recipiente donde tienes la salsa y lo dejamos en la nevera reposando al menos una horita. Al parecer la temperatura ideal a la que debe estar el interior de una nevera está entre los tres y los cinco grados centígrados de temperatura. Como es lógico hay neveras que enfrían más rápidamente y otras que no tanto, también influye la estación del año en la que nos encontremos. Mientras más fría esté, más buena está este tipo de salsa.


    Para presentar nuestra salsa lo ideal es tener una bonita salsera, un recipiente que puede ser de porcelana o metálico con una forma parecida a una jarra, tiene un asa en un lado y en el contrario una boca bastante pronunciada. De esta manera, cada uno podrá echarse la cantidad que desee en su plato sin ningún problema. Esta salsa además se suele usar a menudo para acompañar sándwiches y bocadillos en sustitución de las habituales salsas.