Tahini de Sésamo

  • Tahini con Berenjena

  • Tahini con Garbanzos

  • Tahini con Miel

  • Tahini de Sésamo

  • Tahini Thermomix


  • "Tahini de Sésamo"

    Tahini de Sésamo



    Con esta receta os enseñamos a preparar una salsa tahini de sésamo, un tipo de salsa ideal para untar en pan o usar como complemento.

    Ingredientes:

    . Semillas de sésamo
    . Agua
    . Aceite de oliva
    . Sal
    


    Preparación:

    En esta receta de tahini de sésamo lo primero que vamos a hacer es enjuagar las semillas de sésamo bajo el agua del grifo, una vez enjuagado lo dejas escurrir. Estas semillas destacan porque son una gran fuente de minerales como hierro y calcio, se utilizan a menudo en la cocina y la medicina tradicional. A continuación pon a calentar una sartén amplia y echa todas las semillas, hay que procurar que el sésamo se dore ligeramente, es importante que vayas removiendo para que no se pegue ni se queme. El objetivo es tostar las semillas.

    Una vez tostadas las semillas, las dejamos enfriar varios minutos. Después las pasamos a una picadora eléctrica, echa un chorrito de aceite de oliva, o si lo prefieres agua, y comienza a triturar las semillas. Una buena opción para triturar estos ingredientes es utilizar la thermomix o algún robot de cocina similar. Estos electrodomésticos son capaces de hacer una gran cantidad de tareas incluso a la vez, y la de triturar es una de ellas gracias a sus cuchillas. También puedes añadir una pizca de sal, para dar un toque de sabor y que no esté muy soso.

    Tritura lo mejor que puedas todas las semillas, si ves que se quedan pegadas en las pareces de la trituradora, lo bajamos y continuamos picando. Para bajar los restos de ingredientes puedes usar una cuchara o una espátula de cocina apropiada, la thermomix trae una específica de un tamaño muy bueno para esto. Es importante que todo quede convertido a una pasta cremosa.


    Si ves que te está quedando demasiado espesa, podemos solucionarlo vertiendo un poquitín más de agua o incluso de aceite de oliva, después sigue triturando unos segundos más para aclarar la crema. Cuando consideres que está lo suficientemente cremosa para comerla, comprueba el punto de sal y si es necesario echas un poco más. Si no ya puedes disfrutar de esta crema de tahini de sésamo.